Seleccionar página
Tiempo de lectura: 3 minutos

Un día te miras al espejo y, aunque te ves estupenda como siempre, el cuerpo te pide un cambio de look. Piensas que ese color rojizo que llevas tanto tiempo queriendo ponerte te quedaría mejor que bien. O que aclararte un poquito tu cabello rubio te daría un extra de luz a la cara. Piensas en qué tinte te iría bien, pero luego viene a tu mente la palabra decoloración y vuelves a dar un paso atrás. No te preocupes, ni la decoloración debe asustarte tanto ni siempre que te tintes es necesario decolorar tu pelo. ¿Estás preparada? ¡Sigue leyendo porque hoy vamos a despejar todas tus dudas!

Ey, ¡yo también quiero cambiar el color de mi pelo!

Si estás leyendo esto, probablemente sueles tintarte el cabello con regularidad o estás planteándote dar el salto y cambiar el color de tu melena. En primer lugar, queremos animarte a que des el paso al maravilloso mundo del color, ¡no te arrepentirás!

Puede que tengas en mente un pequeño cambio de color o algo más radical. Si es tu primera vez en esto del tinte, lo ideal es que vayas poco a poco hasta conseguir el color que buscas. De esta forma, dañarás menos tu cabello y le darás más tiempo a recuperarse entre una sesión de tinte y otra.

Antes de aventurarte a decolorar o a tintar tu pelo, te aconsejamos que lo comentes con tu peluquera o peluquero de confianza. ¡Acertará de lleno con el color que más te favorece!

Independientemente de lo que tengas en mente, lo primero que tienes que tener claro es que cuanto más te alejes de tu color natural, más complicado será mantener el cuidado de tu cabello y el efecto natural que buscas. Eso sí, esto no debe suponerte un impedimento, ¡eligiendo el tinte correcto y los cuidados que se merece tu pelo lucirá sano y brillante!

Descubre la coloración curativa y elige entre nuestras 24 tonalidades la que mejor se adapta a ti.

Tinte o decoloración, ¿qué daña más mi pelo?

Como te comentábamos, el tener el cabello tintado o decolorado requiere unos cuidados que no son tan necesarios en el pelo natural que no lleva ningún tipo de tinte o decoloración. Por eso, el producto que elijas debe ser de calidad y con unos ingredientes muy bien seleccionados para proteger tu pelo (en este post te contamos cuáles son Los mejores ingredientes de tinte para cabello). De esta forma, evitarás estropear tu melena sin necesidad.

Dicho esto, te adelantamos que como ya imaginarás, la deco es más agresiva para tu cabello que el tinte. Eso sí, para ciertos colores es necesaria si quieres conseguir el resultado que buscas. ¡Te lo contamos a continuación!

El tinte: ¡todo lo que necesitas para colorear tu cabello!

Lo primero que debes tener en cuenta antes de elegir un tinte es qué color quieres conseguir. En el caso de que te decantes por un color más “estándar”, probablemente podrás aplicar un tinte sin necesidad de decolorar primero.

Lo que hace el tinte es llenar la fibra de pigmento, coloreando de esta forma el cabello. Precisamente por esto, los colores más claros no deben ponerse directamente sobre los más oscuros si queremos un resultado en condiciones. Si el tinte es permanente, los pigmentos se introducen con una mayor profundidad. Si el tinte es un semipermanente, no llegarán a introducirse tan adentro de cada hebra, por lo que el color durará en tu pelo un poquito menos.

Como es lógico, cada vez que nos lavamos el pelo el color se va cayendo y, por lo tanto, perdiendo intensidad hasta que te tocará despedirte de él, volver a tintarte, ¡y color como nuevo!

kit de tinte

Kit de tinte en casa de IO Planet.

La decoloración: ¡consigue ese rubio soñado!

Por otro lado, la decoloración funciona al revés que el tinte: consiste en “descolorar” el cabello. ¿Qué significa esto? Pues que no estarás añadiendo pigmentos claros a tu pelo, sino que le estás quitando los pigmentos oscuros.

La deco se usa siempre que queramos que nuestro cabello se vea desde tres tonos y medio más rubio que nuestro color natural en adelante. Si has decidido pasarte al rubio, te encantaría lucir un cabello blanco platino o si quieres unificar una melena muy canosa¡decolorarte es la solución!

Esto, que a primera vista se entiende fácil, supone un cambio importante en tu estructura capilar. Se lleva a cabo la rotura de los puentes de unión del cabello, lo que hace que las fibras se debiliten. ¿Resultado? Tu pelo puede volverse más frágil y vulnerable. Por eso, a veces el cabello se reseca, se ve algo poroso e incluso puede tener un tacto como de chicle cuando está mojado.

Con una decoloración bien hecha y aplicando los cuidados de rigor, puedes conseguir ese rubio tan claro que querías o una base para ponerte cualquier color fantasía que tengas en mente. ¡Te quedará espectacular!

Existe otro detalle importante que debes tener en cuenta. Y es que la decoloración no tiene límite en cuanto al aclarado. Te recomendamos que estés pendiente de cómo reacciona el producto en tu pelo y cuero cabelludo y que vayas aplicando, con calma y a lo largo del tiempo, las decoloraciones que tu pelo vaya aguantando mientras se mantiene sano. 

La decoloración también se puede utilizar para hacer arrastres de color. Básicamente, para eliminar un tinte que te hayas puesto. Aunque funciona muy bien para estos casos, ¡mucho ojo! Ya hemos comentado que la deco arrastra el color, por tanto, si la ponemos sobre un pelo con pigmento, lo primero que hará será arrastrar estos pigmentos y después actuará sobre la fibra natural de tu pelo. Por eso, hay que tener mucho cuidado y retirar la deco a tiempo para que no afecte a tu color. Seguro que que tu peluquera o peluquero de confianza puede ayudarte en estos caso. ¡Déjate en sus manos!

Cuándo toca tinte y cuándo debes decolorar tu pelo

Esta es, sin duda alguna, la pregunta del millón. Y, aunque depende mucho de cada tipo de pelo, la respuesta es que normalmente el tinte sin decoloración tiene la capacidad de colorear hasta dos, o incluso tres tonos, por encima del cabello natural.

Para subir más tonos, deberías pasarte al superaclarante, un producto intermedio que aclara varios tonos y resulta menos agresivo que la deco. Si tienes un pelo fino o castigado por algún tratamiento previo, esta el superaclarante te vendrá como anillo al dedo hasta que tu cabello termine de recuperarse. La siguiente opción, es directamente la decoloración.

Descubre nuestro Kit de tinte superaclarante con coloración curativa y presume de rubio platino. 

Aplicarse un tinte con una decoloración previa es posible y, de hecho, es lo habitual. Primero se decolora … ¡y después se aplica el tinte de color o el matiz!

Para terminar, una vez que el pelo está decolorado, se le aplicará el color que se haya elegido. Puede ser similar al de la deco o un color que, de otra manera, no podríamos conseguir. ¿Por ejemplo? Un tono pastel de los que están tan de moda. No te lo pienses demasiado … ¡y atrévete!

Esperamos que con este post tengas mucho más clara la relación que existe entre el tinte y la deco. Ahora tan solo te queda dar ese paso que tanto te apetece desde hace un tiempo. ¡Y recuerda! Si quieres mantener tu pelo sano y brillante mientras luces el color que tanto deseas, prueba nuestros kit de tinte y descubre la coloración curativa y seguro que repites. 

Ten una cosa clara: elijas el color que elijas, ¡te quedará espectacular!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)